20 sept. 2011

Recuperar valores de antaño

Valores, ideas, pensamientos, se le podrían llamar también reglas. Reglas mediante las cuales uno ha de encontrar su forma de vivir. 

Haz de tu debilidad tu escudo más resistente y de tu herida, tu arma más fuerte. Recupera ese escudo y esa arma y álzate contra la adversidad. No intentes buscar otra artílleria que no te corresponde, sólo una llave corresponde a una cerradura. No podrás cambiarla pero si mejorarla y adaptarla, está hecha exclusivamente para tí.

Esa frialdad, ese distanciamiento del mundo real, esa agilidad mental, esa capacidad de mantenerlo todo bajo control, has intentando cambiar de rumbo y no sorprende que hayas fracasado. Recupera aquello que alguien te enseñó, te inculcó para que tu vida tuviera una forma de ser y habias olvidado. Paciencia, tranquilidad, serenidad, buen pensar, lentitud y precisión de movimientos, equilibrio, fuerza y energia concentrada, seguridad en tí mismo.

Valores que se han atribuido, sin tener una conexión clara y real, a algo que te identifica y por alguna razón has olvidado. La próxima vez te lo haré grabar en la piel a fuego.

1 comentario: